Focaccia genovese

Focaccia genovese
Receta de focaccia genovese

La focaccia es una receta tradicional de Italia muy parecida al pan y la masa de pizza. En esta ocasión os enseñamos a elaborar la clásica focaccia genovese que lleva por encima sal y aceite de oliva virgen extra, aunque le puedes añadir otros ingredientes como romero, aceitunas o tomates cherry. Este pan italiano es ideal como aperitivo, merienda o acompañamiento de alguna comida.

Para preparar esta receta se necesitan varias horas de fermentación. Los tiempos son orientativos, ya que dependen mucho de la temperatura ambiente, cuanto más alta sea la temperatura más rápido levará y si es baja irá más lento. El horneado de la focaccia es corto, pero es importante que controles todo el tiempo la cocción para sacarla en el punto exacto.




Ingredientes

Para la masa:
  • 330 gr de harina media fuerza W180
  • 185 ml de agua
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5 gr de levadura fresca
  • 8 gr de sal
  • 1 cucharadita de miel (5 mililitros)
Para la salmuera:
  • 65 ml de agua caliente
  • 45 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5 gr de sal



Como hacer focaccia

  1. En un bol disolvemos la levadura y la miel en ⅔ del agua (nos podemos ayudar con una varilla de batir). Después vamos incorporando la harina tamizada y mezclando bien hasta su total integración. En este punto agregaremos el agua restante donde habremos disuelto la sal y amasamos hasta su integración total. Seguidamente incorporamos el aceite poco a poco y amasamos dentro del mismo bol hasta que la masa esté suave y uniforme.
  2. La masa obtenida en el punto anterior la pondremos en un recipiente alto y de cierre hermético. Antes de echar la masa lo embadurnamos de aceite y también la superficie de la masa para que no haga piel.
  3. Dejamos el recipiente con la masa 1 hora a temperatura ambiente. Después la introducimos en el frigorífico (mínimo 12 horas) para que fermente lentamente.
  4. Preparamos una bandeja de hornear bien untada de aceite y volcamos la masa. La aplanamos ligeramente con las manos, después la extendemos con la ayuda de un rodillo hasta obtener una masa uniforme y desgasificada.
  5. Dejamos fermentar aproximadamente entre 2 y 3 horas. La temperatura ideal estaría entre 28º y 30º.
  6. Ahora es el momento de preparar la salmuera. Calentamos el agua (no hervir) lo suficiente para que se disuelva la sal, añadimos el aceite y batimos para que se emulsionen los componentes.
  7. Una vez haya levado viene el momento mágico de dejar nuestras huellas en la masa. Usando las yemas de los dedos vamos presionando firmemente la masa dejando toda la superficie llena de hoyuelos. Ahora pincelamos toda la superficie con la preparación del punto seis.
  8. Dejamos fermentar entre 1 y 2 horas y 30 minutos. Dependerá de la temperatura ambiente.
  9. Antes de hornear añadimos por encima los ingredientes que deseamos, en este caso le vamos a poner romero, cebolla y tomates cherry. Precalentamos el horno a 240º, calor en base y techo. Horneamos 15 minutos. Los primeros 7 minutos en el primer estante más cerca de la base, después el resto de horneado en el siguiente estante.
  10. Una vez la saquemos del horno dejarla enfriar sobre una rejilla.



Focaccia genovese