Pan de centeno integral

Pan de centeno integral
Receta de pan de centeno integral

El pan de centeno es un pan fácil de hacer para principiantes, ya que, se hace en molde sin formado manual. El centeno tiene un alto contenido en minerales y ácidos grasos saludables, también muy rico en fibra. Este pan integral dura muchísimos días en buenas condiciones, tiene una miga húmeda y sabrosa.

Con los ingredientes de esta receta han salido 2 panes en moldes de 28x11x7 cm.




Ingredientes

  • 760 gr de harina de centeno integral
  • 50 gr de semillas de girasol
  • 50 gr de semillas de calabaza
  • 760 ml de agua
  • 10 gr de masa madre de centeno
  • 15 gr de sal



Como hacer pan de centeno

  1. Con los 10 gr de masa madre, 80 gr de harina y 80 gr de agua templada lo mezclamos bien en un bote. La masa obtenida arrastrarla al fondo del bote, marcamos el nivel con un rotulador o goma elástica. Dejamos en un sitio cálido. Si en 2 horas no te ha duplicado o más, repite la operación anterior. Así conseguiremos una masa madre bien activa.
  2. La masa obtenida en el punto 1, la mezclaremos con 170 gr de harina y 170 gr de agua templada. Mezclamos bien y reservamos en un lugar cálido. En 2 o 3 horas habrá doblado su volumen.
  3. La masa obtenida en el punto 2, la mezclamos con 510 gr de harina (si la queremos menos integrado tamizamos la harina), 510 gr de agua templada a la cual le agregamos la sal para que se disuelva y la semillas que previamente habremos tostado para queden más sabrosas. Todos los ingredientes los mezclamos bien, será una masa pegajosa hay que procurar que no queden grumos de harina sin disolver.
  4. Forramos los 2 moldes con papel de hornear y vertemos la masa obtenida en el punto 3. Colocamos y aplanamos la masa dentro del molde con la mano humedecida o una cuchara. Después de colocar la masa la espolvoreamos con harina. Dejaremos los moldes en lugar cálido para que la masa leve. La masa estará a punto de hornear cuando llegue al borde del molde y se vean como grietas en la harina que hemos echado encima de la masa.
  5. Hemos de precalentar el horno a 250/270 grados. Los primeros 15/20 minutos sólo fuego abajo con vapor, después abrimos con cuidado y sacamos el cacharro del agua. Seguimos horneando 30 minutos más con fuego arriba y abajo a unos 200º. Sobre el minuto 40 de horneado sacamos los panes de los moldes y los introducimos otra vez en el horno, ponemos el ventilador con fuego arriba y abajo unos 10 minutos. Después de estos 10 minutos apagamos el horno y dejamos unos 15 minutos más los panes dentro con la puerta un poquitín abierta. Por último, dejar enfriar sobre una rejilla los panes. Empezar a consumir después de 24 horas del horneado.